ePrix de Buenos Aires

Opinión: la Fórmula E no es el futuro, es el presente y tiene mucho para crecer

ePrix de Buenos Aires

Esperamos con ansias la llegada de la Fórmula E a la Argentina y su paso por Buenos Aires no nos defraudó, todo lo contrario. El show, la organización y el nivel general del evento que se exhibió demuestra que se trata de un campeonato mundial FIA con todas las letras. Pero lo mejor del caso es que habiéndose cumplido apenas cuatro fechas queda claro que la categoría tiene mucho para dar y crecer.

Desde el punto de vista de lo emocional, la impresión que generan los autos es impactante, ya sea al verlos detenidos en boxes como girando en el circuito. Se percibe la alta tecnología y su porte no tiene nada que envidiarle a un Fórmula 1.

Boxes del ePrix de Buenos Aires

En lo que respecta a la velocidad, el paso por las rectas sorprendió, así como la forma en la que encaraban las curvas rápidas.

La velocidad promedio en la clasificación fue de 125 km/h y en carrera los más veloces lo hicieron en una media de 121 km/h, algo que puede parecer poco pero en el contexto de un callejero con muros de cemento a los costados es bastante.

El sonido (o la ausencia del mismo) es y será «el» tema de discusión que dividirá las aguas entre los puristas del automovilismo que quieren el rugir de un motor y no toleran escuchar sólo el zumbido de una caja de velocidades sumado al roce las ruedas sobre el pavimento. Lo cierto es que cuando los Fórmula E pasan en pelotón, la sensación de enjambre de abejas nos gustó mucho.

Desde lo deportivo la competencia tuvo todos los aditamentos que se buscan de una carrera de autos: una clasifica entretenida, sobrepasos, diferentes punteros, toques, golpes de escena y hasta un final inesperado.

Los nombres en pista suman al espectáculo y seguramente se sumarán más, pero tener a apellidos como Prost, Senna, Piquet, Andretti, Trulli y Heidfeld le aportan un condimento atractivo.

Por el lado del show sentimos que sería bueno desdoblar la actividad en dos jornadas, con más tiempo de autos en pista los viernes. A su vez, para quienes somos periodistas faltó una mejor organización de las conferencias de prensa (muchas de ellas se superpusieron), y faltó una rueda de convocatoria para hablar con los responsables de la categoría.

ePrix de Buenos Aires

Para el ePrix de Buenos Aires del año que viene quedará por mejorar varios aspectos que van desde la difusión del evento hasta conseguir subir un piloto argentino que sea convocante; sobran los nombres entre los que aparencen Juan Manuel Cochito López y Esteban Guerrieri como más firmes candidatos por haber ya tomado contacto con la categoría, pero a los que se podrían sumar otros como Facundo Regalía, sin continuidad en la GP3.

También debería mejorarse el buen costo-beneficio a quienes pagan sus entradas y al mismo tiempo blanquear con antelación si el gobierno porteño o algún sponsor regalará entradas; fue triste ver algunas tribunas casi vacías mientras por otro lado había gente en las inmediaciones de Puerto Madero preguntando dónde y cómo conseguir tickets.

ePrix de Buenos Aires

La imagen que dejó este ePrix es muy positiva, la transmisión oficial regaló postales inmejorables de nuestra ciudad y la carrera fue una de las mejores -sino la mejor- de las que se corrieron en lo que va de la temporada.

Por Sergio Cutuli.