Uber Jump

Uber lanza en Europa su servicio de e-bike sharing: bicicletas eléctricas compartidas

Uber Jump

Uber da el salto. El juego de palabras tiene que ver con Jump (salto en inglés) como se llama la nueva unidad de negocios de la compañía de transporte en autos particulares que está revolucionando el mundo con su servicio basado en una app.

Uber Jump es un servicio de bicicletas eléctricas compartidas que comenzará a funcionar en Berlín, Alemania en los proximos meses, tal como lo anunció este miércoles Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.

El servicio de e-bike sharing estará integrado en la aplicación de celulares de Uber lo que le permitirá a los usuarios registrados optar por rentar una bicicleta en lugar de pedir un auto; de esa forma les aparecerá un listado de las bicicletas cercanas que están disponibles y un código que permitirá desbloquearlas y hacer uso de ellas.

Jump es una empresa que fue adquirida por Uber hace dos meses y que ya está operando en algunas ciudad de EE.UU. como San Francisco, Washington, Santa Cruz y Sacramento. El costo del alquiler de las e-bikes es de u$s 2 por cada 30 minutos de uso.

Uber Jump

Uber deberá competir con otros servicios similares que ya están funcionando en capitales europeas como Madrid, España, donde empresas como Ofo alquilan sus bicicletas a €0,50 cada 30 minutos.

“Estoy decidido a dialogar más y mejor con las ciudades y las autoridades públicas para ver cómo podemos definir juntos el futuro de la movilidad urbana”, señaló Khosrowshahi.

En este sentido, el directivo anunció que en Berlín también se lanzará próximamente Uber Green, una modalidad de servicio de Uber que contará con una flota de autos 100% eléctricos; Berlín se sumará así a Munich, donde Uber Green ya está funcionando.

Uber Jump
En EE.UU. se paga u$s 2 por cada 30 minutos de uso.

Mientras Uber avanza en estas ciudades, en otras como en Buenos Aires, no logra operar de manera legal por falta de un marco que regularice la situación de sus choferes ocasionales. Esto genera controversia con los taxistas, quienes como gremio se oponen, remarcando que no sólo lo hacen al margen de la legislación sino que exponen a los usuarios a una vulnerabilidad extrema en caso de accidentes.

Uber Green
Uber Green ya funciona en algunas ciudades europeas.