Un patrullero eléctrico Tesla se quedó sin batería en plena persecución

Nuevas tecnologías, nuevos problemas. ¿A quién no le ha pasado de salir de casa sin haber cargado el celular? Bueno, en ese caso hay opciones pero ¿si -en cambio- lo que no se cargó con antelación fueron las baterías de un auto eléctrico? ¿Y si se trata de un patrullero en medio de una persecución?

El Tesla S 85 de la policía de Fremont, San Francisco.

Esto fue precisamento lo que ocurrió el 20 de septiembre en Fremont, ciudad ubicada al sudeste de San Francisco, California con un patrullero Tesla. El oficial al mando de la unidad se vio en medio de una persecución de un auto sospechoso cuando advirtió que la autonomía le impediría seguirle el paso en pocos minutos, y alertó a sus compañeros que debía detenerse en un cargador para poder volver a la estación de policía.

«Tengo menos de 6 millas (unos 10 km) de batería en el Tesla, así que puedo perderlo acá, en un segundo», dijo el oficial Jesse Hartman en su comunicación radial.

«Si alguien más puede, ¿pueden tomar el lugar número uno?», preguntó antes de avisar que «tengo que tratar de encontrar una estación de carga para el Tesla para poder regresar a la ciudad».

Autonomía versus modo de uso

¿Esto mismo puede pasar con un auto con motor a combustión? No hay dudas de eso. Todo se basa en la previsión de quien deja el turno y entrega un vehículo al siguiente, ahí radicó la falla.

Además, no es lo mismo usar un Tesla para patrullar, conduciéndolo a baja velocidad, que hacerlo en medio de una persecución a alta velocidad, donde demanda mayor energía. Y en este caso se habla de velocidades de 120 millas por hora (unos 190 km/h), en una persecución que se extendió por al menos 10 millas (16,5 km).

«No tenemos una política escrita sobre el combustible o la carga, pero la pauta general es que al menos debe estar medio llena al comienzo del turno, que era este automóvil», dijo la portavoz de la policía de Fremont, Geneva Bosques.

Dicho sea de paso, la persecución se abortó al notar que el sospechoso manejaba de manera imprudente en una zona urbana pero finalmente se halló su vehículo abandonado; el auto tenía pedido de captura y quien lo conducía se profugó.

El Tesla S debe recargarse, como todo auto eléctrico, en un cargador público durante algunas horas.

¿Por qué usar un Tesla como patrullero?

El auto protagonista de esta historia es un Tesla Model S en su versión de 85 KWh de 2014, un sedán de casi 5 metros de largo que es 100% eléctrico. Su autonomía es de 265 millas (unos 426 km), según la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. (la EPA, por sus siglas en inglés).

El departamento de Fremont lo sumó a su flota en marzo de este año: lo compró usado directamente a Tesla porque la empresa comandada por Elon Musk tiene -precisamente- su fábrica en esa ciudad.

Tesla lo repasó y lo alistó para que pudiera cumplir tareas como patrullero y se encuentra en una fase de prueba de seis meses en los que se evaluará su rendimiento. «Este incidente no cambia de ninguna manera nuestro sentimiento con respecto al rendimiento del vehículo para fines de patrulla», declaró Geneva Bosques a la NBC.

Tesla S 85 de la policía de Fremont
El patrullero Tesla es la estrella de los desfiles en Fremont, ciudad donde se fabrican los Tesla.

Tal como lo informa en su sitio oficial, desde 2009 la policía de Fremont inició un programa de reemplazo de sus patrullas «en un esfuerzo por mejorar la eficiencia». El primer paso fue reemplazar los viejos Ford Crown Victoria por unidades híbridas de Toyota Prius y Ford Escape.

En 2010 sumó otros nueve Escape híbridos a la flota de oficiales; en 2015 otros cuatro Fusion híbridos para personal de comando y tenientes administrativos; en 2017 fue el turno de tres Fusion Hybrid plug-in (enchufables) para personal de comando; y desde 2019 sumaron el Tesla S.

¿Por qué compraron un patrullero eléctrico?

Según el diario local East Bay Times, La policía de Fremont pagó u$s 61 mil por el Tesla S 85 usado, lo que serían unos u$s 20 mil más que una Ford Explorer nueva.

Sin embargo, las autoridades dijeron que con el Tesla esperan ahorrar dinero en combustible y costos de mantenimiento a largo plazo. Esta historia se sigue escribiendo y próximamente habrá más capítulos similares en Fremont y en muchas otras ciudades del mundo.

Tesla S patrulla de Freemont